Image Alt

Endobrand

Un jefe cumple tareas; un líder perfecciona un proyecto

Un jefe cumple tareas; un líder perfecciona un proyecto

Aunque el jefe y el líder son personas que tienen el objetivo común de alcanzar el máximo rendimiento de su equipo de colaboradores, sus métodos pueden incidir en los resultados que están buscando.

Para el jefe, lo más importante es que se cumplan las tareas asignadas a sus subalternos, a riesgo de que el incumplimiento amerite el ejercicio de su autoridad.

Para el líder, lo más importante es aprovechar las capacidades de las personas a su cargo, con el fin de que se vayan cumpliendo las tareas diarias, de acuerdo con un armónico plan de crecimiento empresarial.

El jefe quiere soluciones inmediatas; presupone él sabe qué es todo lo que hay que hacer; emite órdenes y se siente gratificado por la sensación de poder. Se condiciona él y condiciona a los demás, al seguir una tabla de procedimientos.

El líder, en cambio, comparte sus conocimientos; crea espacios para que sus subalternos colaboren, generando ideas; propicia las buenas relaciones interpersonales y crea un ambiente laboral positivo.

En conjunto, el líder y su equipo de colaboradores, desarrollan un esquema transformador que aporta beneficios a la empresa, el líder y los miembros del equipo de trabajo:

  • Ejecutan mejor los procesos productivos y mejoran las relaciones con los clientes.
  • Comparten ideas innovadoras que optimizan su trabajo y benefician a su empresa.
  • Sus semblantes traslucen bienestar al entorno de la empresa.
  • Aceptan las nuevas tecnologías y proponen estrategias.
  • Mejoran las relaciones con los clientes.
  • Adoptan planes de superación personal que benefician a la empresa.

Del liderazgo que ejerzan las personas con cargos administrativos depende el perfecto funcionamiento de todos los procesos empresariales, y eso es algo que significa ir más allá de la imposición de un rígido listado de tareas.

El líder debe ser capaz de moderar las distintas personalidades de los trabajadores a su cargo, a través de la comunicación, la negociación, el trabajo en equipo, la planificación, la toma de decisiones, la organización, aún en situaciones de mucha presión.

Debe tener inteligencia relacional, para impulsar la productividad a través de las fortalezas y las motivaciones personales.

En Endobrand los instrumentos para apoyar a su empresa en el desarrollo y el fortalecimiento de esa inteligencia relacional que debe caracterizar a sus líderes.

Utilizamos el SDI (Strength Deployment Inventory), un poderoso set de herramientas de autoconocimiento, que permiten tomar consciencia, comprender, aceptar, apreciar y alcanzar efectividad personal para relacionarnos con otros.

Apoyamos la comunicación con los diferentes stakeholders internos de la organización, desde Panamá, a través de programas de inteligencia relacional, emocional y conversacional, sostenibilidad del aprendizaje, planificación estratégica de la comunicación interna, activaciones y campañas.

Contáctenos, podemos apoyar el liderazgo en su empresa.